La música, una de las mejores terapias alternativas para curar la depresión

Solemos asociar la depresión con tristeza, pero es algo más, ya que, en muchas ocasiones, quien la padece no entiende por qué le sucede eso ni es capaz de asociar ese estado de ánimo a ningún hecho concreto. Estar deprimido es sentirse vacío, sin fuerzas, sin ganas de realizar las actividades cotidianas y, en muchos casos, afecta también a la concentración, a la autoestima e incluso al apetito y al sueño.

Si estás leyendo este artículo y tienes alguna duda relacionada con este trastorno o el tratamiento contra la depresión, en Internet se explica qué es y cómo se detecta, y se dan opciones de terapia para tratar este trastorno y muchas otras patologías o problemas psíquicos de una manera rápida y eficaz.

¿Qué tratamiento debemos seguir ante una depresión?

Según la OMS (Organización Mundial de Salud), la depresión afecta a unos 350 millones de personas en el mundo, siendo una de las enfermedades mentales más incapacitantes y con mayor riesgo de muerte. Lo que preocupa mucho de todo esto es que, aun habiendo tratamientos eficaces, la mitad de los afectados por este trastorno no reciben ninguno.

A los tratamientos psicoterapéuticos más clásicos (cognitivos y conductuales) y al tratamiento farmacológico se han unido en los últimos años una serie de terapias alternativas que van sumando adeptos cada día (arteterapia, musicoterapia, yoga…).

La musicoterapia en especial

Entre estas terapias alternativas, nos ha parecido interesante conocer un poco más acerca de la musicoterapia. No es que la música sea curativa en sí misma, sino que favorece la psicoterapia ya que hace que la persona esté más centrada y motivada. Se ha demostrado que unida a las terapias tradicionales, aumenta el éxito y la rapidez en la curación de la depresión. Sirve para conocerse más a uno mismo, dejarse llevar y expresar todo lo que uno tiene dentro.

Este tipo de terapia nos ha parecido muy innovador en el tratamiento contra la depresión porque, una vez que se padece este trastorno, puede otorgar más credibilidad si esa persona no ha oído hablar de estos tratamientos. ¿Quién no ha mejorado su estado de ánimo cuando, estando triste, se ha puesto a escuchar música alegre? ¿Por qué no va a servir de ayuda a personas con esta patología si se escucha música de manera sistematizada?

La musicoterapia se lleva a cabo en presencia de un terapeuta que guía las sesiones y ayuda al paciente a revelar todo su interior. Para ello existen varias modalidades, entre ellas: la pasiva, en la que la música persuade al paciente sin que este haga otra cosa que escuchar; la activa, en la que es la persona la que canta, emite sonidos…; y la creativa, que propone que sea el paciente el que cree la música o los instrumentos desde cero.

A nosotros nos gustaría que se siguiera investigando sobre este método alternativo de terapia, ya que nos parece que puede ser uno de los mejores tratamientos contra la depresión. Y tú ¿recomendarías esta terapia?

Related posts

Leave a Comment