8 ejercicios básicos para tonificar tus músculos desde casa

¿Quieres hacer ejercicio para mantener una vida saludable al tiempo que logras un cuerpo con el que te sientas bien contigo mismo? No es necesario que acudas regularmente a un gimnasio, pues en tu propia habitación o vivienda, en general, puedes realizar variedad de actividades físicas para fortalecer la musculatura de todas las partes.

Desde la espalda hasta las piernas, conseguirás la tonificación que más desees y sin el uso de grandes máquinas. Basta con llevar una dieta sana, descansar lo suficiente y, por supuesto, realizar con frecuencia pero sin sobrepasarse los ejercicios más adecuados, según el objetivo principal que te pongas. A continuación tienes clasificados hasta ocho de los que mejor resultados aportan para cada zona del cuerpo.

Espalda o torso y pectorales

Para que evites sufrir problemas que afecten a tu espalda, como puede ser la conocida ciática -cada vez más frecuente también en jóvenes- o si ya sientes sus dolencias, se recomiendan los siguientes ejercicios, acompañados de otros para fortalecer tanto el torso como el pecho. La natación es otra actividad muy efectiva para eso, en piscinas nado contracorriente puedes practicarla.

Dominadas en barra

Uno de los más sencillos y efectivos para cualquier persona que se lo proponga. Tener una barra alargada de dominadas colocada en el marco de una puerta es una magnífica forma de tonificar tu espalda y también brazos. Se pueden hacer dos movimientos: uno sujetando dicha barra con las manos por delante, otro por detrás.

En ambos casos se va subiendo el cuerpo hasta rozar con la barbilla el elemento cogido. Para empezar, puedes seguir un plan de tres series de seis repeticiones cada una, aunque si no llegas a tanto, haz menos. La idea es ir aumentando poco a poco ese número, pero depende de tu constancia.

Flexiones normales o con silla

Otros dos ejercicios que se aconsejan realizar antes de subir a la barra de dominadas descrita son para unos pectorales fuertes. Aquí tienes gran variedad de posibilidades, pero los más adecuados siguen siendo las sencillas flexiones normales en el suelo o también con los pies sobre una silla, efectuando el mismo movimiento.

Luego, puedes introducir modificaciones a esos dos ejercicios como dar pequeños saltos, palmadas con las manos al subir el cuerpo e incluso desplazamientos hacia los lados para fortalecer partes más específicas del pecho.

Abdominales

Para tonificar esta parte del cuerpo puedes recurrir a diversos tipos de ejercicios entre los que destacan esos donde más fuerza tienes que hacer sobre los músculos. Con esa premisa, simplemente acostado en una colchoneta alargada trabajarás:

Abdominales inferiores y oblicuos

Debes colocarte de lado, apoyando con el codo y antebrazo para ir elevando suavemente tu cadera. Lento pero efectivo. Por su parte, los inferiores se pueden trabajar subiendo las piernas de forma alternativa en posición recta o con las rodillas hacia el pecho.

Abdominales superiores

Colócate boca abajo, apoyándote solo sobre tus antebrazos, con las manos en puño y de puntillas. Así haces fuerza con esa zona durante casi un minuto sin parar.

Related posts

Leave a Comment