Funciones principales de una asesoría laboral profesional

asesoría laboral

Una asesoría laboral se encarga de gestionar todas las tareas jurídico-sociales de la empresa, así como algunas funciones de recursos humanos. Por ello, es necesario que contrates asesores con conocimientos administrativos, así como de economía y de derecho laboral.

Funciones jurídicas del asesor laboral

El asesor laboral es el que se encarga de que se cumplan las normativas relativas a seguros sociales, así como de que los contratos de tus trabajadores estén al día y los derechos de los mismos se cumplan adecuadamente.

Seguridad Social

La asesoría laboral se encarga de realizar todos los trámites con la Seguridad Social. Esto incluye los actos de afiliación, altas y bajas, pero también la inscripción de la empresa y de centros de trabajo.

Por supuesto, realizará las tareas de liquidación que correspondan a la empresa, en el momento en que confeccione las nóminas de los trabajadores.

Algunas de estas tareas son de comunicación y coordinación con Servicios Comunes y Entidades Gestoras, mientras que otras son de auditoría del cumplimiento de la normativa en vigor.

Relaciones laborales

Este ámbito incluye todo lo relacionado con los contratos de trabajo, las vacaciones del trabajador, los salarios, las huelgas y conflictos colectivos, la conciliación con la vida personal y familiar, los permisos y licencias…

En este sentido, el asesor laboral debe ser un perfecto conocedor de la legislación laboral y social, además de dominar el convenio colectivo aplicable y confeccionar cautelosamente los contratos de trabajo.

Prevención de riesgos laborales

Aunque lo mejor es que en toda organización exista un técnico encargado de la Prevención de Riesgos Laborales (PRL), lo cierto es que en muchas ocasiones es la propia asesoría quien se encarga de desarrollar estas funciones.

Debes tener en cuenta que la PRL incluye muchas funciones. Además del diseño del plan de prevención y las acciones formativas incluye la selección de equipos de prevención y la verificación de su estado y calidad.

Realizar incorrectamente estas tareas puede terminar con algún trabajador lesionado o incluso fallecido. Además, el incumplimiento de la normativa de PRL conlleva serias sanciones para el empresario y la organización.

Estrategia jurídica

Por supuesto, un asesor se encarga de aconsejar vías de actuación desde su posición de experto en Derecho. Las asesorías laborales suelen encargarse de un gran número de funciones procesales.

Así, los conflictos entre los trabajadores y la empresa suelen darse en varios niveles: extrajudicial, procesal amistoso y procesal contencioso. Por ello, una asesoría profesional debe conocer el nivel de riesgo en que incurre la empresa en cada momento, además de ofrecer soluciones viables a los eventuales problemas.

Profesionales imprescindibles en cualquier organización

Como habrás comprobado, los asesores laborales prestan un catálogo de servicios tan amplios y necesarios para las empresas que lo lógico es que todas se apoyen en alguno de estos profesionales.

A la vez, las tareas de un asesor consumen mucho tiempo y recursos, de modo que muchas veces las organizaciones delegan estas funciones en una asesoría laboral, lo que les permite ahorrar tiempo y dinero a la vez que mejoran su gestión.

Related posts

Leave a Comment